El de la estrella del cine para adultos

Ya he comentado en alguna ocasión, que en mi casa siempre hemos sido muy de películas.

Cuando tenía yo cuatro años y mi hermano tres y mi hermana dos, solían venir a casa unos amigos de mis padres. Traían a sus hijos, que tenían nuestra edad. Y merendábamos todos y los mayores hablaban y nosotros jugábamos.

Una vez que estos amigos, los señores Escorial (por ejemplo, porque con ellos íbamos a veces al Escorial de excursión), vinieron a casa, mis hermanos y yo decidimos enseñarles a los niños nuestra peli favorita, que habíamos visto tantas veces que sabíamos de memoria: Parque Jurásico.

Cuando los mayores terminaron de hablar en el cuarto de estar de los mayores, vinieron al cuarto de estar de los pequeños. (El cuarto de estar de los pequeños se llamaba cuarto de estar de los pequeños porque leonera desastrosa no era bonito)

decisiones_cuando_era_chamo_2

Y en el cuarto de estar de los pequeños, estábamos los pequeños, viendo cómo un Tyranosaurus Rex cenaba.

Los Tysanosaurus Rex cenan como dinosaurios civilizados así que parten la comida para no atragantarse antes de tragarla, como debe ser. Estaba cenando a un señor que se llamaba Donald.

Nunca más volvimos a ver a los señores Escorial.

Yo no entendía muy bien por qué los señores Escorial ya no querían que sus hijos fueran nuestros amigos. Y más cuando habíamos llegado a tercera base con ellos (primera, compartir nuestras chuches, segunda, dejarles jugar con nuestros juguetes y tercera, enseñarles Parque Jurásico). Por las mañanas, para que yo me comiese la papilla del desayuno, mi padre en lugar de dármela con el clásico “va un avión y brrr aterriza en tu boca”, dibujaba en el plato una huella de Tyranosaurus.

En fin, así hemos salido.

Lo que venía a decir con esto es que hay tres tipos de películas; Las que ves una vez y tienes suficiente, las que ves dos veces y las que ves miles de veces. Esta historia es de una película de las que ves dos veces.

Yo conocí al señor…. Mmm… Estrella, por ejemplo, porque era amigo del novio de una amiga. Amigo-Novio-Amiga. ¿Me siguen, no?. Bien, pues el señor Estrella era un niño muy simpático y muy gracioso y sabía bastante de películas así que hablamos mucho. Hasta dijo que Parque Jurásico podría ser verdad. Y eso, es ganarse mi respeto.

El tema es que volvimos a coincidir una Nochevieja y nos pasamos la mitad de la noche discutiendo de la película hasta que mis amigas y yo nos fuimos a casa. A la mañana siguiente me escribió un mensaje diciéndome que le había destrozado la vida al afirmar que Parque Jurásico no podía ser verdad, y que le debía ver una película en el cine. Por supuesto, acepté.

large.jpg

Unos días más tarde, después de unas cuantas tediosas conversaciones por Whatsapp (de verdad, cómo odio el Whatsapp), me contó que él también tenía un blog, y que le echara un vistazo a un par de entradas de las que me mandó los enlaces. Yo de poesía he leído algo aunque no sé demasiado, sin embargo, sus entradas me gustaron bastante. Así que seguí pasando de una a la siguiente y a la siguiente. Leí unas cuatro o cinco, todas texto.

“¿Qué, qué te han parecido?”

Faltaba una hora para que quedáramos. Le dije que me habían gustado y que había mirado algunas más, que me gustaba cómo escribía. Y entonces… “jajaja ¿de verdad? Muchas gracias. ¿Has seguido pasando entradas? Entonces habrás llegado… Al porno duro”

original

Como os podéis imaginar, mi cara en esos momentos era una especie de cuadro de Munch. Y la de mi prima, que estaba conmigo. Y la de mi otra prima, que también estaba. No esperábamos que mi cita con el señor Estrella… Fuera con una Estrella del porno. Y he de aclarar: No es que tenga un problema de apertura de mente,

que de mente,

apertura,

tengo.

Es que hay cosas que, bueno, imagino que entenderán ustedes: yo, la verdad es que, del porno… Del porno, no soy fan.

En fin; las entradas, ya compradas, la película, que prometía, yo, que aún no la había visto, y, bueno, ¿qué quieren que les diga? yo, que quería ir a verla.

(No era una película porno, para los que de ustedes se hayan asustado, era Interstellar, de Nolan. )

Así que nada, me puse un jersey y camisa grande de mi primo para estar lo menos pornográfica posible, y fui al cine.

Y así fue cómo tuve una cita con un chico que tenía un blog x.